Home / Virgo / Virgo, el matrimonio y la convivencia

    Si a pesar de su timidez y poco diálogo, logran tener una pareja estable, las cosas no cambiarán mucho más en el hogar.
    Su función será la de estar, pero en un segundo plano, apoyando y ayudando a los demás pero con pocas responsabilidades directas, o sea que permite que su pareja lleve mayormente el timón del hogar.
    En el aspecto de la convivencia, podríamos decir que Virgo es de los que cree que pese al matrimonio, no siempre son necesarias dos personas en la que una de ellas puede solventarlo casi todo, por eso para convivir con ellos hay que dejarlos un poco de lado.
    Esto mismo ocurrirá si deciden tener hijos, cosa que pensarán largamente. No se puede decir que los Virgo lleven de forma excelente la paternidad o la maternidad, simplemente la llevan, eso sí con cierta rutina filosófica.
    Los hijos son un integrante más del mundo que les rodea y su comportamiento con ellos no es ni mejor ni peor.
    Por otra parte, esa tendencia de los Virgo a disimular el amor, crea malos entendidos entre los hijos, que ven a sus progenitores como seres autoritarios sin ninguna sensibilidad. Sin embargo, pese a este aspecto negativo, el amor interno les lleva a tener una gran responsabilidad.
    Educan a los hijos con integridad y son críticos en todos sus comportamientos. Transmiten el pudor sexual a sus hijos, hasta el punto de que procuran que sea lo antes posible el que aprendan a bañarse solos.

    Volver a Signo Virgo



     
     

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *