Home / Tu fecha de cumpleaños / Signo Acuario: nacidos el 21 de Enero

    Planeta regente de Acuario: Urano

    Así llega Acuario. Trae su propio pregonar y, al llegar, cambia todo porque quiere y puede. Y una vez que te conocen, Acuario se vuelve imprescindible. Urano, el planeta que rige este signo tarda ochenta y cuatro años en dar la vuelta al Sol, y lo hace casi acostado a 98 grados, (La Tierra se inclina a 23 grados).

    Sobre su propio eje tarda solamente once horas, o sea que en veinticuatro horas, en Urano amanece y anochece dos veces. Los nacidos bajo este signo no pueden evitar ser algo diferentes con un planeta tan especial protegiéndoles. Y por lo mismo, tú, Acuario, tienes que aprender a concentrarte, algo que a veces pareces ignorar por tener la cabeza llena de tantas cosas. Puedes ser el más distante, o puedes llegar a distanciarte tanto que tardan los demás en comprenderte.

    A tal grado, que el gran psicoanalista Alfred Adler, (acuariano por nacimiento) originó la psicología individualista. Ten en cuenta que tus ganas de realizar hacen que por medio de tus propios poderes creativos, siempre puedas salir adelante.

    Dichosos los nacidos el 21 de Enero que se encienden y se apagan con un amor que a veces dura unos minutos y a menudo toda la vida. Tus pulsaciones vienen en olas, innovan, se alejan, crean, aprenden. Y, siempre al tanto de tu intuición personal, a menudo encuentras como curarte de cualquier mal de manera bastante holística, o fuera de lo común y nada corriente.

    Tu bienestar tiene que ver con las utopías que has soñado, tienes o tendrás porque de no fraguarlas, te asfixias. Expresarte es algo tan importante como el pan nuestro de cada día y mientras más descubras —novedades, palabras, ideas, planes y proyectos—mejor.

    Hay pocos multimillonarios en tu signo, porque de hecho, en realidad no es la riqueza lo que te mueve. Para ti es mucho más importante, o debería serlo, la aventura misteriosa de entregarte cada vez que quieras a algo, a alguien, una idea o un proyecto o, porque no, un amor también.

    Tus caprichos y tus antojos tienen por lo general un mayor interés en tu vida, y una vida plena, para ti, siempre será equivalente a ser feliz. Tus ideales de prosperidad son también tan excéntricos como tu persona, y eso es excelente, porque así dejas el paso para quienes creen tropezarte, ya que siempre habrá personas que te envidien. Y tú, como si nada. Dichoso y dichosa.

    Acuario