Home / Tauro / Tauro y el Amor

    Los nacidos bajo el cálido sol de Tauro son los amantes más sensuales de todo el zodiaco. Disfrutan del contacto físico y del acto amoroso; son criaturas extraordinariamente apasionadas, dedicadas y románticas en los asuntos de amor. Sea como fuere, cuando se trata de elegir pareja para una relación duradera, tienden a adoptar un enfoque muy metódico.
    Tauro y el Amor

    Es posible que se tomen largo tiempo —durante el noviazgo, por ejemplo— para poner a prueba al candidato o la candidata. Esto se debe a que el éxito de la relación es de extrema importancia para ellos y no quieren cometer errores. Para prosperar necesitan vivir rodeados de paz y armonía, muy especialmente en su relación de pareja. La seguridad emocional es vital; tanto así que si se ve amenazada de una u otra forma, su afán de posesión y los celos se apoderarán gradualmente de su persona hasta que finalmente exploten en la forma de súbitos accesos temperamentales. Estos arrebatos podrían torpedear y destruir los cimientos de cualquier relación.
    En cualquier caso, los Tauro harán todo lo que esté en su mano para evitar llegar a este punto, siendo así que en la mayoría de las circunstancias se mostrarán respetuosos, amables, generosos y amorosos tanto con sus afectos como con sus posesiones materiales. Una vez que se hayan comprometido con una persona, no podrá dudarse de su devoción y fidelidad absoluta, aunque será necesario que esta devoción no se transforme en complacencia y que la rutina y su deseo incontenible de poseer a su pareja —en cuerpo, mente y alma— no asfixien la relación.

    Tauro y la vida en pareja

    A los Tauro les cuesta mucho ligar y proclamar una relación con otra persona solo para tontear. Antes de establecer algo definitivo, se lo han tenido que pensar mucho, ya que lo suyo siempre es con un fin de futuro y no desean equivocarse.
    Cuando tengan pareja pondrán en marcha toda su sensualidad sin ninguna prisa, pero con su típica testarudez.
    Darán mucho amor y mucha ternura, pero si su pareja no responde a sus proyectos, verán inmediatamente afectada su gran hipersensibilidad.
    Y si son rechazados lo tendrán muy en cuenta, ya que son rencorosos y vengativos al límite. En general mantendrán una vida de noviazgo bastante interesante, buscando en todo momento la seguridad y la estabilidad, huyendo de la improvisación y procurando vivir con placidez, mostrando inteligencia y ocurrencia.
    La mejor manera para llevar una cómoda vida de pareja con un nativo de este signo, es evitando al máximo realizar reproches por aquello que nos digan, por supuesto dando siempre que se pueda, un brazo a torcer, teniendo muy en cuenta que son orgullosos y que una discusión con ellos puede acabar en un insoportable griterío, pese a que aman el silencio.
    Otro aspecto a no olvidar es el económico, pues Tauro no ama los gastos, siendo la avaricia una de sus principales peculiaridades. El suyo es un mundo de entrega siempre que no le cueste dinero.

    Tauro, el matrimonio y la convivencia

    Los Tauro son constructores de obras muy duraderas, y entre estas obras está la descendencia y el hogar. Como les gusta que su vida tenga un objetivo y esté ocupada por algo importante, los hijos se convierten en la principal razón de su vida y al mismo tiempo ocupan la mayor parte de su tiempo.
    Por ello los retoños serán como una inversión de futuro. Por lo general los portadores de este signo del Zodíaco se identifican muy claramente con sus raíces familiares, pero eso no quiere decir que las relaciones marchen bien; muchas veces, las relaciones son borrascosas con hermanos, primos, tíos y otros familiares, y esto también puede llegar a producirse con los hijos, cuando éstos alcanzan una edad suficiente para opinar, aunque no sea en contra de los padres o para actuar por su cuenta e independizarse.
    Si lo que queremos es una buena convivencia con un Tauro deberemos comprender su visión intelectual.
    Procuraremos acercarnos a él con razonamientos y no con motivos, con argumentos que sean capaces de superar una mera opinión. También deberemos estar siempre dispuestos a dar nuestro brazo a torcer, sin que ello implique una sumisión. El Tauro no es tonto y si siempre le diéramos la razón pensaría que estamos ejerciendo una estrategia que puede ir en contra de él.
    Otro aspecto a tener en cuenta dentro del hogar, es procurar consultarle siempre a la hora de decidir ciertos toques en la decoración del hogar, evitando el tomar decisiones unilaterales.

    Vida íntima de Tauro

    Los Tauro son creativos y ceremoniosos, por lo que no se puede esperar que nos abran la puerta de su casa con ropa erótica o con ligereza en el vestir, aunque dada su comodidad, no sería de extrañar que los encontrásemos con ropa de cama, si ella es cómoda.
    El sexo de los Tauro es apasionado pero lento. Intenso pero ritual. Para ellos y ellas no existen unos determinados puntos que sea obligatorio abordar y cuando hacen el amor, si tienen un buen día, se entretendrán en cada uno de los rinconcitos mágicos de la otra persona, procurando satisfacer al máximo sus necesidades tanto las propias como las ajenas.
    Lógicamente a los nativos y nativas del signo también les gusta ser complacidos, pudiendo llegar a ser bastante solícitos, aunque la mayoría de las veces pueden pensar que la otra persona ya sabe qué es lo que ellos esperan y por tanto, qué es lo que tienen que hacer para darles satisfacción.
    Sin embargo hay una ligera contrapartida en una relación amatoria con Tauro, que si no es bien entendida, con el tiempo puede llegar a ser monótona, ya que estamos hablando de un signo metódico, de aquellos que cuando crean una ruta difícilmente la improvisan o alteran, y ahí deberá entrar la creatividad de la otra persona, demostrando a Tauro, que hay otras cosas, que pueden ser incluidas en ese “manual de la perfecta relación amatoria” que ellos han autocreado, pero ¡cuidado! porque toda nueva inclusión, deberá ser incorporada muy poco a poco, con mucha inteligencia y… mucho método.

    Volver a Signo Tauro




     
     

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *