Home / Leo / Vida íntima de Leo

    Para los nativos de Leo, el sexo es el mejor deporte de aventura, ya que en sus prácticas amatorias puede conjugar su fuerza, su energía (que precisan canalizar con bastante frecuencia) y su creatividad.
    Leo no es un signo especialmente imaginativo en el lecho amatorio, de hecho si la acción se desarrolla como ha previsto o esperado, se contentará con una cierta monotonía a través de los tiempos, sin embargo las cosas deberán hacerse casi siempre como dice el nativo, que por otra parte acostumbra a ser quien tome la iniciativa. Incluso cuando parece que ha sido seducido, el nativo de Leo ya sabía perfectamente que aquello tenía que pasar y cuando ocurra creerá que es porque ha consentido.
    Ya que hablamos de un signo de energía, recordemos que el fuego y el rojo son dos aspectos que le marcan mucho.
    En el sexo los nacidos bajo Leo derrocharán esa energía por todas partes y valga la pena decir, que no suelen ser del todo silenciosos en sus actos sexuales, pues como al fin y al cabo, parten de la base que el exhibicionismo puede ser una extensión natural de ellos, les va a importar muy poco que todo el vecindario se entere de lo que están haciendo.
    El rey y el León deben ser servidos y ello implica tener con ellos y ellas, no sólo mucha paciencia, sino también sumisión en determinados aspectos, pero esta sumisión será aceptada no impuesta, es decir que se sientan servidos, pero a sabiendas que en el fondo dicha práctica no es más que un juego de compartir.

    Volver a Signo Leo



     
     

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *