Home / Leo / Leo y la familia

    Los bebés y los niños de signo Leo suelen tener un carácter optimista y deliciosamente luminoso, pudiendo ser muy juguetones y, a veces, tener una cierta malicia. Desde muy temprana edad aparecerá la clásica necesidad de atención de los leo. Su potencial natural para el liderazgo también saldrá relucir desde muy pronto, sobre todo cuando estén en grupo o con otros niños. En cualquier caso, los padres deberían estar alerta por si aparecen signos de egoísmo o autoritarismo ya que esto podría enajenarles de sus compañeros. Lo mismo es aplicable a sus hermanos o al lugar que ocupan en la familia si no tienen hermanos. Los niños leo no tardarán en intentar controlar o manejar la dinámica familiar. Sea como fuere, es importante recordar que esta aparente seguridad no es tan poderosa ni tan fuerte como parece. Así pues, en realidad es muy fácil poner a un niño leo en su lugar. Los adultos que tengan que regañarles tienen que hacerlo de manera afectuosa y positiva porque de lo contrario minarán su confianza. La mejor manera de educar a un niño de este signo no pasa por la crítica o el enojo, sino por la orientación suave, tranquila y amorosa. En la escuela, los leo suelen gozar de una inmensa popularidad y es importante que tengan libertad para correr a sus anchas, desatar su explosividad y quemar su energía física y mental.
    Los padres de los niños leo deberían animarles más, ya que esto les ayudará a mantener la mente abierta y para que no sean demasiado inflexibles o intransigentes cuando crezcan. Los niños de signo Leo también tienen una faceta testaruda que debería ser controlada. Necesitan entender que siempre hay más de una forma de alcanzar un objetivo.
    No es infrecuente que los padres leo sean más amigos y compañeros de juegos de sus hijos que otra cosa. Esto es bueno hasta cierto punto, pero a medida que los niños crezcan necesitarán un padre que establezca límites claros y no tanto un amigo con quien jugar. Ciertamente, los padres leo animarán a sus vastagos para que desarrollen todo su potencial, pero existe el peligro de que les fijen metas u objetivos inalcanzables. Por consiguiente, es importante que entiendan que si bien plantear desafíos es motivador y saludable, empujarles hacia la perfección e insistir con la presión puede ser insano y muy dañino.

    Volver a Signo Leo



     
     

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *