Home / Leo / Leo, infidelidad y crisis amorosas

    Tocar fondo, saber que otro rey anda cerca o que los límites del reino se resquebrajan, es algo que a nadie le gusta y mucho menos a un Leo.
    Los Leo están acostumbrados generalmente a idealizar siempre a su pareja, no olvidemos que sólo alguien muy importante puede convivir con ellos y, por tanto, no tienen porqué tener la duda de los celos.
    Por otra parte son capaces de asegurar y jurar que no son celosos, incluso llegarán a argumentar el postulado psicológico freudiano de que los celos son causa de inseguridad; y ellos, naturalmente, son seres seguros de sí mismos, o al menos eso es lo que siempre insistirán en vender a la galería. Sin embargo, muy en el fondo de cada Leo existen unos celos encubiertos que tratan de sofocar y, tarde o temprano, ante cualquier evidencia, surgirán de lo más profundo de su ser. Cuando esto ocurra explotarán con un gran rugido.
    Los nativos del signo Leo exigen fidelidad, dado que ellos son fieles hasta el último momento. Pero cuando la infidelidad sale al descubierto pueden actuar de forma colérica y violenta, incluso tratarán a la pareja con gran despotismo, eso si no llegan ellos a practicar la misma infidelidad.
    La infidelidad habrá herido lo más profundo de los nativos y nativas de este signo: su orgullo. Esto llega incluso a hacerles actuar de forma que se autoinculpen de la situación, eso sí, como que ellos parten de la base de que difícilmente se equivocan, utilizarán argumentos tales como haber dado demasiada libertad a su pareja.

    Volver a Signo Leo



     
     

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *