Home / Géminis / Géminis y el Amor

    El amor es un ideal romántico y fuente de dicha para los nacidos bajo el signo Géminis. Nada anhelan más que encontrar su alma gemela, y por ello es muy frecuente que en su busca tengan muchas relaciones sentimentales.

    Géminis y el Amor

    Lo cierto es que no confían en sus emociones y, cuando se sienten superados por sus sentimientos, intentarán racionalizarlos y explicarlos lógicamente. Esto puede hacer que parezcan distantes y, en algunos casos, intocables. Asimismo, puede impedir que sus relaciones amorosas avancen, superando la fase inicial de la atracción y el enamoramiento, para cristalizar en algo más sólido y profundo. Las personas nacidas bajo el sol de Géminis suelen entenderse bien con parejas que son más prudentes, equilibradas y serias que ellas, porque esto complementa y compensa su naturaleza incansable. Aun cuando los Géminis, hombres y mujeres, son proclives al coqueteo, exigen fidelidad y una total devoción por parte de su pareja. Quieren que su pareja sea confiable y sólida como una roca, algo que para ellos entraña muchas dificultades. Que comparta sus intereses es importante; y también quieren que sea mentalmente ágil y esté bien informada, de manera que con la conversación y el debate ambos puedan agregar sal y pimienta a la relación.

    Géminis y la vida en pareja

    Difícilmente los Géminis tienen una relación estable en pareja. Ya en sus flirteos se lo toman como un juego y hace acto de presencia su gran frivolidad, incluso serán capaces de dejar ir unas cuantas mentiras si ello les permite acomodarse mejor en esta situación.
    Los Géminis no son perseverantes y dado que necesitan continuamente novedades y cambios, es necesario ofrecérselos para mantenerlos cerca, ya que de lo contrario, se ven abocados a buscar variedad en la pareja, aunque la mayoría de las veces, no se sienta demasiado atraído.
    Así, esa tendencia entusiasta de los Géminis les lleva a buscar nuevas experiencias y, todas sus relaciones de pareja tienden a ser de corta duración, incluso podemos decir que los Géminis son los típicos o típicas mantenedores de relaciones breves.
    Sin embargo, aparte la doble versión de actuación de este signo, puede pasar también que se enamoren de verdad y locamente, deseando que aquella sea su pareja para toda la vida; entonces, o bien hablarán por los codos de sus sensaciones, o guardarán cierta reserva en la exposición más romántica de los hechos, no por ¡a ausencia de un sentimiento, sino por miedo a no ser comprendidos, de ahí que nos puedan hablar a medias tintas sin acabar de expresar todo su amor,
    No olvidemos también que en el fondo es un signo tímido, al que nunca habrá que presionar demasiado, pues su escape puede ser trágico o ruidoso, dejando presto los posibles compromisos adquiridos.

    Géminis, el matrimonio y la convivencia

    Géminis es un niño grande toda la vida, para él la vida es un juego y su casa el lugar del recreo. Por ello la convivencia suele ser divertida y fácil, sorprendente y nada monótona. Sólo existe un peligro, y es que sus continuos cambios le puedan hacer modificar con demasiada frecuencia la decoración de la casa, cuando no, cambiar de vivienda.
    Convivir con estos nativos suele ser fácil si se les deja un espacio personal. Aunque no lo parezca suelen ser los líderes del hogar y del matrimonio, y cuando renuncian a este papel, es porque la otra persona tiene la suficiente capacidad de sorprenderle o incentivarle.
    Si en su relación estable un Géminis procrea, tendremos a una persona que disfruta con los hijos, pues cada bebé que llega al matrimonio se convierte en una nueva experiencia, ya que es como una forma de canalizar su energía. Por otra parte el trato con los niños se convierte en algo encantador para los portadores de este signo, en el que vemos a muchos maestros y maestras que disfrutan con la enseñanza.
    Así los Géminis se desenvolverán excelentemente en matrimonios con hijos. Los veremos jugar a menudo con ellos y se preocuparán de encauzarles apropiadamente en el terreno educativo, social y laboral.
    En el hogar, tanto el hombre como la mujer de este signo danzarín, colaborará en todo lo que se refiera a las tareas domésticas, sin embargo hay que entender que las realizarán con su peculiar metodología, generalmente no demasiado ordenada.

    Vida íntima de Géminis

    Un signo creativo e imaginativo como Géminis, no puede tener una vida sexual aburrida, al menos en apariencia.
    Sus ganas de experimentar y de conocer a fondo los secretos de todo lo que les rodea, los convierte en natos conejillos de indias, que buscarán en todo momento, sorprender y ser sorprendidos.
    Géminis es un signo de seducción sexual y para él cualquier hora, lugar y momento del día son buenos para una relación sexual, de la misma manera que también se puede pasar largas etapas de su vida con ausencia de sexo, porque su mente está entretenida con otras cosas.
    En este aspecto conviene matizar que el sexo de Géminis está en la cabeza más que en el cuerpo, y la cabeza de este signo está en continuo funcionamiento, por eso, no será de extrañar que en pleno acto amatorio nos sorprenda hablando de cualquier tema que en principio no viene al caso.
    Otro aspecto a tener en cuenta es el grado de creatividad, por ello para mantener una sana relación sexual con los nativos del signo, es preciso mostrarse al máximo de forma natural y abierto a nuevas experiencias, ya que un Géminis que se sienta líder, puede hacer marcha atrás en su relación de sexo si ve que la persona no confía en él o en ella.
    Tampoco se trata de sucumbir a las posibles extravagancias del signo, sino plantear que cada relación sea como la primera vez, es decir: un camino virgen por recorrer y descubrir.
    Recordemos que la monotonía es el gran peligro y el gran miedo de Géminis.

    Volver a Signo Géminis


    Sagitario 2020



     
     

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *