Home / Escorpio / Escorpio y la familia

    Los niños de signo Escorpio suelen tener reputación de niños de mal carácter y humor variable. En vez de chillar y patalear cuando no consignen lo que quieren, estos niños se callan y se niegan a participar. Es extremadamente importante que los padres animen al pequeño Escorpio a hablar de lo que le molesta porque si logran aprender a hacerlo desde la niñez les ahorrará muchos problemas y sinsabores en el futuro. Curiosos e inteligentes, estos niños también necesitan cultivar muchos intereses y hobbies que les mantengan estimulados, puesto que si se aburren pueden volverse infatigables e inquietos en el plano físico y emocionalmente volátiles. En algunos casos, su curiosidad puede inducirles a explorar o a querer hablar de aspectos de la vida que incomodan a sus padres tales como la muerte, la enfermedad, el sexo y las drogas. En lugar de decirles que todavía no son lo suficientemente mayores —cosa que sólo servirá para aumentar su curiosidad—, los padres deberían intentar encontrar maneras sanas para hablar abiertamente de estos temas tabú.
    Por lo general, los niños de signo Escorpio tienen un caudal de energía casi ilimitado, por lo que sería conveniente que se les animara a utilizarlo con su participación activa en actividades grupales como, por ejemplo, los deportes, la gimnasia o la danza. En su personalidad siempre habrá una parcela secreta, y es posible que, por ejemplo, escriban un diario íntimo o tengan un lugar secreto adonde les guste acudir cuando el mundo les supera. Los padres deben ser conscientes de esta necesidad de mantener una parte de su vida en secreto y deberían observarles para cerciorarse de que nada malo puede ocurrirles aunque, eso sí, procurando no invadirla y respetando siempre su intimidad.
    Los padres de signo Escorpio suelen ser estrictos y depositan grandes expectativas en sus hijos, siendo a veces demasiado exigentes. Es frecuente que les animen a seguir el mismo camino que ellos siguieron en la vida. Por esta razón, es necesario que aprendan a darles un mayor margen de libertad y que no se opongan si su hijo opta por un camino diferente. Dado que el desarrollo de su hijo les fascina, es importante que no se obsesionen ni quieran saber todo lo que el niño piensa, hace y siente. Los niños también necesitan tener su propio espacio y disfrutar de una parcela de libertad. Por lo que respecta a la disciplina, los padres nacidos bajo este signo deben entender que ser estrictos y autoritarios tiene sus méritos y sus ventajas, pero que la mayoría de los niños progresa mucho mejor cuando las reglas sirven para guiarles y no tanto para dictar su vida.

    Volver a Escorpio



     
     

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *