Escorpio y el Amor

Los nacidos bajo el signo Escorpio poseen un aire de secretismo que dificulta en gran medida la cercanía con los demás, que rara vez logran conocerles en profundidad. No obstante, su personalidad intuitiva nunca encuentra dificultades para entender a las personas de su entorno.
Como resultado de ello, siempre contarán con muchos conocidos y admiradores, aunque sólo unos pocos podrán decir que conocen bien a los Escorpio, y muchos menos estarán cerca de ellos en el plano emocional. Son personas afectuosas que frecuentemente confunden la pasión y el sexo con el amor. El test definitivo para verificar el amor de un Escorpio tiene lugar pasada la luna de miel. Así, cuando las cosas se estabilizan en una rutina, es posible que tengan dificultad para transformar una relación sexual en algo más profundo y duradero.
Si en su vida hay un Escorpio, casi con total seguridad intentará controlarle de una u otra forma. Y si descubre que usted confía en otra persona y le cuenta sus intimidades, todas sus inseguridades se revelarán de inmediato. Muchos de los problemas que enfrentan los Escorpio en esta vida guardan una estrecha relación con la intensidad de sus emociones, especialmente con el amor y los celos. Muy propensos a los males de amor, al encaprichamiento sexual y los impulsos viscerales, suele ocurrir que pierden el norte y no pueden razonar lógicamente ni recurrir al sentido común. Y, como ya se ha insinuado, esto puede degenerar en comportamientos temerarios, peligrosos y autodestructivos.

Escorpio y la vida en pareja

La relación en pareja o el ligue con un nativo o nativa de Escorpio puede serlo todo menos aburrida, dada la gran capacidad de adaptación y de creatividad que tienen estas personas que siempre buscan ir más allá…
Será una relación en la que puede pasar cualquier cosa, ya que los Escorpio no saben vivir sus relaciones con sencillez y necesitan que éstas sean tormentosas, porque siendo así les ayuda a canalizar su energía y vitalidad, algo muy básico para ellos.
Pensemos que si un Escorpio no canaliza suficientemente su energía podría darse el caso de tener grandes problemas de identidad.
Así, pues, podemos esperar una escena de celos o de ira en cualquier momento y en cualquier lugar, una escena que estará cargada de los típicos reproches de los poseedores de este signo que, además, son excelentes estrategas en buscar los fallos o errores de su pareja para sacarlos a relucir.
Al margen del componente celoso del signo hay otro que es muy clásico en Escorpio, la infidelidad.
A no ser que los entretengamos continuamente, le demos siempre más y más, le hagamos vibrar al máximo, nos sacrifiquemos por él o ella continuamente y seamos en cierta manera sumisos de su voluntad, no esperemos ante un Escorpio fidelidad, ya que en cualquier momento estará dispuesto a engañarnos sin ningún tipo de escrúpulos, y lo más grave es que por su parte son seres tremendamente celosos.

Escorpio, el matrimonio y la convivencia

El hogar lleno, energético, de tonos vivos y armoniosos, con música, alegría y vitalidad es el hogar de este signo.
Cuando se casa o se une con alguien Escorpio cree que lo hace para toda la vida; siempre será así mientras aquella persona sea capaz de darle lo que estaba buscando.
En la casa las personas de este signo, son bastante colaboradoras de su pareja, pero nunca aceptarán ser ellas solas quienes trabajen, al contrario si perciben que su pareja muestra desinterés lo pueden abandonar todo.
Dicen que los niños que más problemas ocasionan, es decir los niños difíciles, provienen de un hogar regido por algún Escorpio.
La verdad es que el signo de Escorpio es el que más mala fama tiene dentro del Zodíaco, pero esto no quiere decir que no sea capaz de desenvolverse bien en la paternidad/maternidad, eso sí, siempre y cuando exista un intercambio de opiniones y pareceres con sus hijos.
Los Escorpio llevarán el papel de la paternidad o maternidad con tenacidad, de forma absorbente y enérgica.
No por estos motivos significará que no se harán querer por sus hijos, pero ese querer lo desearán exclusivamente para ellos, ya que sus grandes celos llegarán incluso a los aspectos maternales, donde les será difícil soportar ver que un hijo o una hija suyos reparten su cariño con otros miembros de su familia, incluso muy allegados como puedan ser los abuelos.

Vida íntima de Escorpio

Ahora sí que hemos llegado al doctorado y a la verdadera especialización del signo, pues a pesar de la mala fama, no se puede negar que nos hallamos ante el más sensual, erótico y sexual signo del Zodíaco, siempre y cuando tenga alguien junto a él con quien compartir sus juegos y que le siga a todas partes, pues de lo contrario pueden olvidar el sexo.
Para Escorpio el sexo es duro, es la batalla de tránsito que nunca definirá el resultado de la guerra, pues para ellos el sexo nunca debería terminar.
Sus aventuras en este terreno, casi siempre están cargadas de fuerza, de creatividad e imaginación, los tabú son algo que se rompen fácilmente y el aquí vale todo, puede ser su estandarte en la práctica sexual.
Pero todo esto no significa que para Escorpio sólo exista el sexo por el sexo; evidentemente su capacidad de imaginación y creación hace que un encuentro sea muy largo, aunque para ellos el tiempo será siempre corto, además disfrutarán de cada momento con el máximo de intensidad, pudiendo entretenerse tanto en una caricia o una mirada a los ojos del compañero como en la realización del acto amoroso propiamente dicho.
La mejor manera de seducir sexualmente hablando a Escorpio, es aceptar el aprendizaje común y, partir de la base, que ese encuentro es para descubrir juntos nuevas cosas aunque éstas ya se sepan.
Buscar siempre lo creativo, lo intenso y dejar en cierta manera que sean ellos o ellas los que lo conduzcan.

Volver a Escorpio