Home / Escorpio / El lado oscuro de Escorpio

    Las palabras más frecuentemente asociadas con los Escorpio son celos, sarcasmo, venganza, posesión y obstinación. No puede negarse que en este signo existe el potencial de estos rasgos negativos de la personalidad, como el aguijón que adorna su cola. Lo más curioso del caso es que los Escorpio suelen ser los primeros en admitir que en efecto poseen estos rasgos feos de la personalidad pero, en lugar de controlarlos, no es raro que permitan que les dominen o guíen sus actos. En otras palabras, suelen aguijonearse en la cola con su compulsión y sus obsesiones, cosa que les convierte en sus peores enemigos. Asimismo, poseen un costado masoquista que puede infligirles mucho dolor, mucho más que recibir las críticas o el rechazo de otras personas.
    En este sentido, los Escorpio pueden ser extremadamente autocríticos, siendo así que su personalidad recelosa tiende a recrearse en las heridas del pasado, y permite que se acumulen la negatividad y el resentimiento. Igualmente, estos individuos tienen tendencia a juzgar el presente basándose en experiencias pasadas y, si han sufrido, pueden mostrarse muy desconfiados y reticentes a confiar de nuevo en las personas. Con relativa frecuencia, ocultan sus inseguridades bajo una máscara de arrogancia y comportamiento despreciativo. Ahora bien, si una persona de signo Escorpio se siente traicionada, es muy probable que nunca perdone ni olvide.
    Los Escorpio son unos maestros en el arte de la manipulación, quizá los mejores de todo el zodiaco, y nunca dudarán en emplear el conocimiento que han adquirido gracias a su perspicacia y su peligroso encanto para alcanzar sus objetivos. En cualquier caso, tal vez su mayor defecto sea su carácter profunda y turbiamente celoso. Así las cosas, los Escorpio pueden ahogarse en un mar de resentimiento y consumirse en la hoguera de sus sentimientos negativos si piensan que los demás tienen más que ellos o hacen las cosas mejor que ellos.

    Volver a Escorpio



     
     

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *