¿Cómo es Escorpio?

astrología
Como Escorpio, te tomas la vida como una batalla y piensas que los que no están a tu favor, están en tu contra. Eres una persona de muy fuerte carácter y posees un espíritu también rebelde y fuerte. Aunque tu opinión no sea siempre la más acertada, te gusta que prevalezca ante la de los demás. Eres muy extremista en todas tus manifestaciones y, por sobre todas las cosas, completamente duro, no muestras sensibilidad ante el sufrimiento de nadie.

Claro que no tienes la intención de dañarlos, pero tampoco eres de las personas que están dispuestas a dar una mano a tiempo. Tu gran inteligencia te transforma en una persona fría e insensible. Aun en las circunstancias más extremas, en tu mundo no hay lugar para los débiles. Avanzas a todo o nada, sin dejar las cosas a medias y sin mostrar debilidades de ningún tipo. Te gusta que las cosas sean como tú quieres y no reparas en los medios para conseguirlo.

Logras que tus ideas prevalezcan sobre las de los demás, por más ridículas que puedan ser, y si por defenderlas empiezas a discutir, no terminas hasta que te den la razón. Detrás de este comportamiento está tu deseo de poder y de dominio. Cuando fijas una meta en tu cabeza, nada ni nadie es capaz de sacarte del camino. Es importante que en estas circunstancias no dañes a nadie, pero sí llegaras a hacerlo, tampoco te preocupas demasiado por eso. Juegas siempre limpio, pero no es raro que alguna vez escondas en tu manga la carta más importante, la que te permita ganar el juego.

Respecto de tu salud, eres una persona por naturaleza bastante fuerte y bien dotada. No sueles quejarte y si llegas a sentirte mal, haces todo lo posible por ignorar tu dolor. La facilidad de recuperación es otra de tus cualidades. Es imprescindible que sientas aunque sea algo de preocupación, porque una cosa es quejarse continuamente y otra es no hacer caso a síntomas físicos reales. Entonces, cuando finalmente caes, es cuando ya no das más y te resulta bastante traumático porque a esa altura tus defensas ya disminuyeron al mínimo. Tu punto débil es el sistema digestivo, tienes que cuidar tu alimentación ya que presentas cierta inclinación a las infecciones de tipo intestinal. Además, descansa todo lo que puedas.

En el campo del trabajo eres casi insustituible. Tu empeño, tu ahínco y tu enorme resistencia hacen de ti la persona ideal para cualquier puesto, por arduo que sea.
No te gusta mucho el trabajo físico, pero tampoco resulta un obstáculo que disminuya tu productividad. Y aquí es donde reside tu grandeza, en saber ir sobre la línea recta, aunque sea en contra de tus propios sentimientos. Prefieres lógicamente el trabajo de tipo intelectual, para el que estás igualmente bien capacitado.

Algo contradictorio es que, si bien no acostumbras a ayudar a nadie, o al menos es bastante raro que lo hagas, cambias por completo tu línea de conducta en el trabajo y no tienes ningún problema en darle una mano a otra persona más débil que tú, e incluso no dudas en ocupar su puesto y hacer su trabajo por pesado que sea si ves que la persona no está suficientemente preparada para realizarlo. La genialidad es una de tus características predominantes, por lo que nadie dudaría en ponerse bajo tus órdenes a la hora de tener que llevar a cabo un proyecto difícil o un trabajo de investigación.

El dinero es uno de los objetivos primordiales en tu vida y es muy posible que lo consigas de forma muy rápida cuando lo necesitas y si no como premio a la constancia y buena predisposición en el trabajo. Es importante que cuides tu economía porque te desatas cuando realizas gastos. Disfrutas mucho, luego de ganar dinero, de ir enseguida a gastarlo. No estaría de más que en los buenos momentos económicos supieras mirar hacia el futuro y pensar que también pueden venir épocas de escasez.

El terreno de la amistad no es en el que mejor te comportas. La fuerza de tu personalidad no te lo permite. No es difícil para un Escorpio hacer nuevos amigos, lo que sí les cuesta es mantenerlos. Con la verdad puedes llegar a cualquier parte, pero tus amistades no te perdonan que les refriegues continuamente su propia verdad por la cara. La gente, por lo general, prefiere un poco más de hipocresía, pero pedirte eso a ti es casi imposible. Naturalmente estos actos solo traen discusiones que, por otra parte, tampoco te esfuerzas mucho en evitar.

En el campo amoroso eres una persona tan dinámica como en todos los demás aspectos de la vida. Buscas en el amor la simpatía y el afecto que se te niegan frecuentemente en otros terrenos. Es en este momento cuando tu espíritu rebelde se apacigua y se entrega sin reservas a la agradable sensación de dejarse amar. Cuando amas te entregas por completo, de manera sincera, y eliges a tu pareja para siempre. Tienes que dedicarle un especial cuidado a tu carácter, ya que al menor descuido aflora en ti la agresividad. Es de vital importancia que la persona a la que amas te conozca de verdad, así que no pretendas ser quien no eres; muéstrate sin filtros para que te amen sin el efecto de engaños.
El hombre Escorpio