Home / Capricornio / La mujer Capricornio

    Es virtualmente imposible describir a la mujer Capricornio típica, básicamente porque puede presentarse oculta tras una serie de disfraces. Ahora bien, sea cual sea el disfraz con el que se presente todas comparten un rasgo común: son personas disciplinadas regidas por el planeta Saturno.

    En su inmensa mayoría, las mujeres de signo Capricornio desarrollan una carrera profesional de altos vuelos. Pero cuando se casan sus prioridades cambian, siempre y cuando sus parejas satisfagan su necesidad de seguridad y respeto. Si no encuentran esta satisfacción o si la mujer capricornio se siente insatisfecha en los roles de madre y esposa, es posible que caiga en el desaliento y la melancolía. Por consiguiente, mantener y cultivar sus intereses al margen de la familia es fundamental.

    La mujer Capricornio suele parecer tranquila y contenida, pero lo cierto es que es mucho menos atemperada y emocionalmente estable de lo que parece. De hecho, es proclive a sufrir malhumor y estados de ánimo variables, pudiendo encerrarse en sí misma durante largos periodos de tiempo.

    La melancolía podría ser consecuencia de algunos reveses o decepciones, pero en muchas ocasiones tiene una raíz más profunda y deriva de un íntimo sentimiento de inadaptación. Así pues, en su fuero interno no se siente lo suficientemente buena, siendo así que la variabilidad de su estado de ánimo sólo desaparecerá cuando empiece a creer realmente en sus posibilidades y en sus muchos talentos.

    La mujer de signo Capricornio no descansa ni se relaja fácilmente, porque necesita estar constantemente ascendiendo la escalera del éxito. Si no trabaja para sí misma o para su familia, se dedicará a causas benéficas o solidarias. En consecuencia, necesita una pareja paciente que pueda ayudarle a superar su falta de seguridad en sí misma. Como contrapartida, ella le entregará un amor profundo, duradero y capaz no sólo de escalar montañas sino también de moverlas.

    Volver a Signo Capricornio



     
     

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *