Home / Capricornio / El lado oscuro de Capricornio

    Los individuos que nacieron bajo el signo de Capricornio pueden ser estrechos de miras, rígidos, pesimistas y un tanto malévolos. También pueden ser personas insatisfechas, siendo así que esta insatisfacción interna genera la necesidad de triunfar en el mundo exterior.

    En la práctica su baja autoestima se traduce no sólo en la emisión de juicios de valor sobre las personas en función de su posición social o de lo que pueden hacer para que ellos suban peldaños en su carrera hacia el éxito; sino que también puede impedir que se arriesguen. Su tendencia a pecar de prudentes puede paralizarles y hacer que vacilen cuando haya que pasar a la acción, cosa que les hará perder muchas oportunidades. Además, la falta de confianza en su propio atractivo puede degenerar en comportamientos excesivamente complacientes que podrían truncar la posibilidad de construir relaciones personales satisfactorias.

    La vena ambiciosa de todos los capricornio los convierte en claros candidatos a desarrollar una adicción al trabajo. Es, pues, necesario que recuerden la importancia de encontrar un equilibrio entre la vida personal y la laboral. Tratándose de un signo tan decidido pero carente de seguridad en sus capacidades, también les conviene evitar caer en la trampa de ser siempre el segundo al mando o el poder en la sombra.

    En algunas ocasiones los capricornio son propensos a sufrir episodios de pesimismo y tristeza. En estos casos su presencia puede resultar muy pesada y no es raro que den al traste con el buen humor y el entusiasmo de la gente de su entorno. Otra de sus debilidades es que pueden ser muy consoladores, porque su personalidad hace que contemplen el mundo bajo una óptica muy estrecha, imponiendo normas y limitaciones a sí mismos y a cuantos les rodean.

    Volver a Signo Capricornio



     
     

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *