Home / Capricornio / ¿Cómo es Capricornio?

    Signo Capricornio
    Al ser una persona de mucho temperamento, te dedicas con extrema devoción a lograr el éxito en todo lo que emprendes, y si los problemas llegan a derrotarte, igualmente tienes fuerza de voluntad de sobra para resurgir y volver a sacar del camino todo lo que te impida llegar al objetivo que te habías propuesto.

    Por eso, lo que te caracteriza perfectamente, además de tu ambición, es tu gran fuerza de voluntad. Toda tu vida está regida por estas dos cualidades. Tu historia es una lucha continua por alcanzar metas cada vez más altas, honores más visibles o posiciones más distinguidas.

    Eres de las personas que no necesitan firmar contratos: solo tu palabra es suficiente para garantizar tu cumplimiento. Esta es una virtud difícil de encontrar en el común de las personas y, por lo tanto, es muy apreciada.

    Entregas tu lealtad y nobleza a quienes tienen la dicha de ser tus amigos, el resto de los mortales no existe para ti. Catalogas a las personas como gratas o como completamente desagradables, basándote en hechos y en tu adecuado sentido de la justicia. Aunque no soportas una broma ni aceptas una crítica, aunque sea constructiva, acerca de ti, igual eres capaz de juzgar a los demás.

    En general tu salud es buena. El punto débil de los Capricornio son las articulaciones, en especial las rodillas. Puede ser a causa de la falta de calcio, que además puede afectar a otras partes del cuerpo.

    Con una alimentación rica en calcio este problema se soluciona fácilmente, la ingesta de lácteos te ayudará. También es importante que descanses el mayor tiempo posible tanto física como mentalmente, esto beneficiará tu metabolismo. Si te cuidas bien es muy posible que alcances una edad muy avanzada.

    En el aspecto laboral, tu principal objetivo es llegar al éxito y lo que te impulsa es la ambición. Lo que cuidas, ante todo, es tu reputación. Por esta razón nunca te comprometes a nada sin antes tener la absoluta seguridad de que lo vas a concretar con excelencia.

    Prefieres mantenerte realizando tareas que conoces a la perfección, los cambios te generan inseguridad. No tienes problemas en empezar desde abajo en tu carrera, tampoco te preocupa la dureza del trabajo o lo largo que sea el camino hasta llegar a triunfar. Sabes que vas a llegar y que nadie podrá impedírtelo.

    Tus obligaciones resultan simples al utilizar de manera rigurosa tus propios métodos y orden. Estás capacitado para ocupar cargos de mando gracias a tu equidad, nobleza y lealtad.
    En lo económico, eres una persona muy precavida y necesitas asegurarte la máxima tranquilidad. Sueles conformarte con lo que tienes. No eres propenso al fracaso, por eso no es necesario que le temas al futuro, porque se te puede pronosticar un moderado éxito económico.

    Como consecuencia de tener un carácter reservado y autoritario prefieres optar por un grupo de amistades ya conocidas donde solo unos pocos son tus verdaderos amigos. Seleccionas con exhaustividad a las posibles personas que puedan llegar a formar parte de tu entorno afectivo.

    Como es normal en tu personalidad, das prioridad a la inteligencia y no a los sentimientos, entonces consideras al amor como algo que se puede analizar, medir y pesar hasta poder sacar tus conclusiones.

    En el fondo, sabes que es el único sentimiento al que hay que entregarse sin condiciones, pero te niegas a hacerlo por miedo al fracaso. Esto hace que no seas una persona demasiado explícita en el terreno sentimental. Sabes perfectamente lo que buscas y en cuanto pierdes el miedo a lo imprevisto, empiezas a disfrutar en serio de ese sentimiento que tanto necesitabas. Por tu carácter extremista puedes pasar de la indiferencia a los celos en muy poco tiempo. La clave para que seas feliz es dejar de temer y animarte a comenzar una nueva relación.