Home / Cáncer / Cáncer y la familia

    Los bebés de signo Cáncer suelen ser muy sensibles e intuitivos. Cuando chillen o lloren sin motivo, su madre se sentirá muy tensa, siendo así que cuando ella esté relajada los bebés balbucirán y sonreirán alegremente. Por otro lado, detectarán al instante cualquier cambio que se produzca en el ambiente doméstico; es por ello que los estados de ánimo de los bebés nacidos bajo este signo son tan imprevisibles. En la niñez, pueden mostrarse caprichosos y en general no comen muy bien, por lo cual será necesario que sus padres los engatusen para que coman frutas y verduras. Con todo, es importante que cuando coman no sean muy autoritarios ni les apresuren, porque la digestión en el caso de los cáncer es un tema delicado.
    Cuando asisten a la escuela por primera vez, estos niños pueden mostrarse un poco tímidos y retraídos; seguramente necesitarán uno o dos años para integrarse. Los padres pueden facilitar este proceso animándoles a relacionarse con sus compañeros, a hacer amigos e inscribiéndoles en actividades extra escolares o bien en club relacionado con la escuela. La mejor manera de inculcarles disciplina consiste en decirles que al incumplir una norma han decepcionado a su padre o a su madre. En general, no es aconsejable mandarles a su habitación o retirarles la paga semanal. Este enfoque más emocional apela a su sensibilidad característica. Desde temprana edad, los padres de los niños cáncer deberían acostumbrarles a ordenar su habitación siguiendo su ejemplo, puesto que suelen ser niños desordenados y con tendencia a acumular muchas cosas.
    En su rol de padres, las personas de signo Cáncer suelen sacar lo mejor de sí mismas. No en vano tienen un instinto amoroso y protector que les facilita la tarea. En cualquier caso, es necesario que se aseguren de no sobre proteger a sus vástagos y de no inculcarles miedos innecesarios. Siempre y cuando no haya indicios claros de peligro o amenazas, los padres cáncer deberían morderse la lengua cada vez que tengan la tentación de decir «ten cuidado», porque los niños tienen que aprender a correr riesgos en la escuela y en el patio de recreo. Existe el peligro de que los padres de signo Cáncer se entrometan excesivamente en la vida de sus hijos, tanto que a veces pueden perder su propia identidad en el proceso. Y es que sufren especialmente cuando sus niños salen de casa, de modo que será muy importante que durante la crianza de sus hijos no dejen de cultivar sus intereses.

    Volver a Signo Cáncer



     
     

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *