Home / Cáncer / Cáncer, infidelidad y crisis amorosas

    Los nativos y nativas de Cáncer son celosos y posesivos, exigen a su pareja devoción absoluta y se frustran si la pareja no responde al ciento por ciento. En ese caso empieza el camino de los celos, que se ve reforzado por la gran imaginación de los portadores de este signo; recordemos que su mundo interior es capaz de crear un gran número de fantasmas allí donde solamente ha habido un comentario con la mejor de las intenciones.
    Los Cáncer son capaces de imaginar toda una historia de una pequeña situación de celos, viendo hechos que no existen, sospechando cosas inverosímiles y creando todo un escenario que es inexistente, pero además, se convierten en fiscales, jueces y verdugos al mismo tiempo, sin dejar casi posibilidades de defensa.
    Como los Cáncer acostumbran a ser seres de una gran credulidad, el enfrentarse ante una situación de infidelidad, -que por otra parte ya habrán imaginado a su manera-, les produce un terrible y amargo desengaño, del que difícilmente se recuperarán el resto de su vida. Y como acostumbran a pensar en el pasado, lo recordarán continuamente y en nuevas relaciones temerán que el hecho vuelva a repetirse.
    Ante la situación de infidelidad consumada, montarán ante su pareja toda una novela de la situación, en la que añadirán todo tipo de dramatizaciones, dejando a un lado la constructividad, añadirán ribetes y escenas inexistentes para acabar convirtiéndose en las víctimas de una situación que quizás aunque sea culpa suya, difícilmente van a reconocer, eludiendo sus responsabilidades en todo momento.

    Volver a Signo Cáncer



     
     

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *