Niñas, niños y Signos del Zodiaco

Niñas, niños y Signos del Zodiaco

El niño de Aries

El ariano es un niño activo, curioso, movedizo e impaciente. Audaz e irreflexivo, no tiene, en absoluto, noción del peligro; se lanza hacia cualquier cosa que le intrigue. Debido a ello, suele ser propenso a los pequeños accidentes, como caídas, cortaduras y golpes (especialmente en la cabeza). De contextura fuerte y dinámica, necesita realizar mucho ejercicio físico. Inconformista e intranquilo, reclama a gritos lo que desea, hasta que, generalmente, lo obtiene.

La niña de Aries

Individualista e independiente, a esta niña le gusta comenzar cosas pero no terminarlas. Es muy directa y franca, por lo que puede resultar ruda o desconsiderada, pero nunca lo hace con mala intención. Generosa y confiada pero también impaciente y de fuertes atracciones y repulsiones. Rápida de reflejos e impulsiva, le gusta llevar siempre la delantera, ser la primera en los juegos y suele convertirse en líder entre sus compañeras.

El niño de Tauro

EL niño de este signo es tranquilo y callado pero sumamente obstinado; no hay quien le convenza de lo contrario cuando desea algo. Este pequeño terco tiene un corazón de oro, una voluntad de hierro y un sentido común admirable. Es más bien perezoso pero también muy responsable con sus deberes, obediente y aplicado en la escuela. Se suele destacar en todo lo que implique desplegar su talento artístico.

La niña de Tauro

Reservada, tranquila, de ademanes sosegados, siempre muestra menos de lo que siente. Aunque es resuelta y voluntariosa, no actúa precipitadamente, necesita sentirse segura. Es paciente, persistente y obstinada, más bien perezosa y muy golosa. De reflejos lentos frente a lo imprevisto, no le gustan las sorpresas. Se concentra mucho en las actividades que le agradan, pero si pretenden imponerle algo que no le agrada reaccionará con firmeza y defenderá su posición con perseverancia inigualable.

El niño de Géminis

Este niño expresará su curiosidad natural desde pequeñito. Es muy inquieto, nervioso y movedizo y muestra en todo momento grandes deseos de aprender. Asimila las cosas con celeridad y suele aprender muy pronto a leer y escribir, pero le cuesta mucho concentrarse en una sola cosa y tiende a dispersar sus energías. Le encantan los juegos que exijan rapidez de reflejos e inteligencia.

La niña de Géminis

Sumamente comunicativa, abierta y curiosa, la niña geminiana necesita constantemente estímulos nuevos para no aburrirse. Es ingeniosa, simpática y divertida y suele sorprender a sus padres y amigos con las preguntas más desconcertantes. Extremadamente soñadora, suele mezclar la fantasía con la realidad.

El niño de Cáncer

EL niño canceriano es muy emocional y extremadamente sensible. Necesita constantes muestras de cariño y simpatía. Dada su extremada sensibilidad resulta fácil de herir. Almacena en su prodigiosa memoria todos los hechos que suceden a su alrededor. Es propenso a los miedos infantiles en mayor medida que los niños de otros signos. Desarrolla lazos muy estrechos con sus padres y hermanos.

La niña de Cáncer

Muy sensible al ambiente que la rodea, la niña de este signo necesita raudales de cariño y comprensión para procesar los vaivenes de su cambiante emotividad. Es muy susceptible y busca la protección de los mayores, especialmente de su mamá. Es receptiva y sociable, pero también puede ser bastante caprichosa. Posee una fértil imaginación y una rica vida interior; le encantan los cuentos y leyendas.

El niño de Leo

EL niño de este signo suele mostrar desde la cuna su orgullo y sus dotes de mando.
Inquieto, activo, extrovertido y desenvuelto, hace de todo para llamar la atención pero cuando se le contradice se torna agresivo y hasta violento. Será alegre, simpático y divertido siempre que se haga lo que él quiere. En la escuela es un alumno inteligente y vivaz, considerado, generalmente, un líder entre sus compañeros.

La niña de Leo

Vivaz, ocurrente y desenvuelta, esta niña sabe cómo acaparar la atención de los mayores; le gusta exhibirse y que la halaguen por sus cualidades. Suele ser una alumna inteligente y despierta en la escuela, aunque le costará concentrarse en las tareas, ya que se aburre rápidamente. Le encantan las fiestas de disfraces, los bailes y todo tipo de juegos al aire libre.

El niño de Virgo

Este niño es ordenado y tranquilo en apariencia, de hecho controla muy bien sus impulsos, pero por dentro es un «manojo de nervios». Mental, introspectivo y muy observador de todos los detalles, posee una naturaleza tímida. Se irrita con facilidad si alguien lo molesta y puede construirse una caparazón del que resulta difícil sacarlo. A medida que va creciendo necesitará estimulación y aprobación constantes. Obediente, colaborador y disciplinado, suele ser el niño preferido de los maestros.

La niña de Virgo

Atenta y obediente, la niña de Virgo es una criatura muy sensible y necesita que se la estimule desde muy temprana edad. Se siente cómoda en un ambiente ordenado y prolijo y colabora con placer en las tareas de su casa. Es apacible, inteligente y observadora; desde pequeña imitará a los mayores y comenzará a hablar antes que los demás niños de su edad. Es muy selectiva tanto en sus juegos como en sus gustos .

El niño de Libra

Ordenado, prolijo y sensible, este niño necesita estar en ambientes armónicos y sosegados.
Es tranquilo, agradable y amistoso, pero debajo de esa apariencia angelical siempre está urdiendo travesuras e imaginando aventuras. Por lo general evita las peleas y no es de hacer berrinches. Le encanta jugar y relacionarse con otros niños; es curioso en extremo, lo que le incita a aprender y estudiar en sus años de escuela.

La niña de Libra

Amable, bonita y equilibrada, la niña de Libra siempre da una agradable impresión. Resulta fácil malcriarla y complacerla cuando pide con una sonrisa. Sumamente sociable, desde la más tierna infancia aprende a establecer vínculos con los demás. No le gusta que la dejen sola. Ama la armonía, siente placer en adaptarse a los deseos de quienes la rodean y suele pedir consejo para tomar decisiones .

El niño de Escorpio

Dueño de una tendencia natural a controlar las situaciones, el pequeño de Escorpio suele ejercer un fuerte dominio sobre quienes lo rodean. Independiente y decidido, tiene una gran capacidad de acción y una poderosa vida instintiva. Es leal y confidente con sus amigos. Ama investigar lo oculto y desentrañar misterios.

La niña de Escorpio

Caprichosa, impulsiva y peleadora, la niña de Escorpio mostrará desde pequeñita su carácter fuerte. Tratará de imponer su voluntad y cuando no lo consiga sus berrinches serán sonoros. Su autosuficiencia y determinación causarán admiración entre sus pares. Dada su gran vitalidad, necesita una canalización constante que le permita liberar su caudal de energía.

El niño de Sagitario

Expansivo, generoso y alegre, el niño de Sagitario es un pequeño idealista que confía en sí mismo y en los demás. Su inquietud y curiosidad mental le hacen estar en un constante desarrollo intelectual. Pero también ama la actividad física, la diversión y las grandes aventuras. Le encantan los desafíos. Es precipitado e irreflexivo, pero si se lleva por delante a los demás, es por el entusiasmo que pone en todo lo que hace.

La niña de Sagitario

Esta niña no tolera las restricciones, necesita independencia y libertad desde que da sus primeros pasos. No será una beba plácida, que sigue a todas partes a su mamá; tampoco pedirá ayuda o consejo en cada acción que emprenda. Tenderá a escapar de las responsabilidades. De todos modos, aunque puede ser una niña muy rebelde, sabe agradar y complacer a los demás y su entusiasmo es realmente contagioso.

El niño de Capricornio

Este pequeño suele sorprender por su seriedad y por la madurez de sus razonamientos. Es firme y orgulloso pero controlado en la expresión de sus emociones y sentimientos.
Es precavido, sensato y muy exigente consigo mismo y con los demás. Su espíritu científico quiere conocer las leyes que rigen el funcionamiento de todas las cosas. Los juegos de construcciones le encantan.

La niña de Capricornio

Perseverante y persistente, esta pequeña tiene la facultad de elevarse por encima de las dificultades del ambiente. Reservada y tímida, a veces puede tornarse melancólica. Suele mostrarse ansiosa de tomar responsabilidades desde pequeñita. Sus juegos preferidos son los que tienen un propósito concreto y resultados prácticos.

El niño de Acuario

Es un niño muy peculiar, que suele ganarse el afecto de quienes lo rodean por su originalidad y simpatía. Posee una desbordante imaginación, una gran inventiva y una mente capaz de captar en un instante lo que a otro le llevaría un largo proceso de razonamiento. Ama formar parte de grupos en los que él se destaque por su inteligencia y originalidad. Puede resultar desconcertante por sus repentinos cambios de opinión, pero jamás mentiría.

La niña de Acuario

Muy imaginativa, con un ilimitado poder de inventiva, desde temprana edad manifestará un enfoque original respecto del mundo circundante. Amistosa, independiente y solidaria, suele estar rodeada por multitud de amigas. Sus defectos principales son la falta de constancia y un total rechazo hacia todo lo que no le gusta. Sus reacciones y sus cambios de humor son bruscos e imprevisibles. Suele ser una alumna destacada por su inteligencia, inventiva y creatividad.

El niño de Piscis

El pequeño pisciano es hipersensible y la aspereza en los vínculos lo hiere profundamente, por eso adora los mundos fantásticos en los que se refugia. . Sus estados de ánimo son muy variables, siendo muy receptivo a la atmósfera que lo rodea. En algunos momentos puede ser muy reservado y callado, mientras que en otros se mostrará sumamente inquieto y ansioso

La niña de Piscis

Su timidez está llena de una gracia que hechiza a quienes la rodean. Es una niña dulce y amable en su trato con los demás aunque, a veces, también puede dar la impresión de indiferencia. Imaginativa y muy intuitiva, tiende a refugiarse con frecuencia en su rico mundo interior. Es muy impresionable y se deja influir fácilmente por los demás.