Home / Astrología / Luna en Libra

    Libra es el segundo signo regido por Venus. La Luna se viste en colores pasteles de Venus para llamar la atención.
    Las relaciones y la asociaciones con alguien son elementos importantes. Puesto que la tarea de Libra es restaurar el equilibrio, puede haber desequilibrio emocional que necesitará balancearse.
    Es una época de Luna sociable, amistosa y bien educada. También nos impulsa a embellecer nuestro mundo o a encontrar lugares donde la belleza” nos rodee.

    Ideal para

    • Dar reuniones sociales.
    • Someterse a tratamientos de belleza.
    • Comprar ropa, accesorios y adornos.
    • Adquirir piezas de arte.
    • Decorar ambientes.
    • Demostrar amor.
    • Compartir con la pareja.
    • Actuar como mediador o conciliador.
    • Llegar a acuerdos.
    • Establecer sociedades legalmente.

    Luna en Libra y Sol en Aries

    El ímpetu volcánico de Aries es sublimado o encauzado en una socialización necesaria para el progreso de la esfera profesional.
    Mayor dulzura, diplomacia, sensibilidad y sentido artístico hacen más estratégico al nativo con la Luna en Libra.
    A su vez la voluntad, la energía y el sentido práctico del Aries ponen orden en el caótico mundo lunar.
    La sexualidad es arrolladura, pasional, romántica, sujeta a repentinos enamoramientos, amante de la escena adecuada y de lo bello.

    Luna en Libra y Sol en Tauro

    El nativo de Tauro, generalmente aburrido y banal en su vínculo con lo tradicional, encuentra en el componente Libra un refuerzo para su naturaleza divertida.
    Desde el punto de vista negativo, se puede agudizar cierta tendencia a la holgazanería.
    A grandes rasgos, el nativo, en lo que respecta a lo profesional, puede dar resultados sorprendentes sobre todo en el campo del arte, de la artesanía o de la agricultura. La sexualidad es intensa, pero necesita una justificación social o legal.

    Luna en Libra y Sol en Géminis

    El eclecticismo y la superficialidad, típicos de los nativos de Géminis, adquieren profundidad, dada la ventaja de una notable inteligencia preexistente que, en el plano profesional, puede dar excelentes resultados.
    La sociabilidad del nativo, si no interviene la timidez, da la posibilidad de trabajar en relaciones públicas, periodismo, importación y exportación y también en todo lo que es inherente al arte.
    La sexualidad puede ser a la vez cerebral y romántica o más instintiva, pero en todo caso está bastante controlada.

    Luna en Libra y Sol en Cáncer

    Esta combinación puede traer conflictos al nativo o tornar más armoniosa su personalidad, según el grado de evolución espiritual.
    En el plano profesional puede haber un aumento de la pereza. A menudo estos sujetos poseen notables dotes artísticas o diplomáticas, pero no siempre hallan el modo de realizarlas.
    Sufren confusión entre sueño y realidad, entre teoría y práctica, entre misticismo y mojigatería, entre volubilidad y deseo de fidelidad. Su sexualidad necesita el romanticismo como justificación.

    Luna en Libra y Sol en Leo

    Esta combinación es positiva para el nativo, que así agrega, a una naturaleza orgullosa, ambiciosa y esnob, por mérito de esta Luna, sociabilidad y sensibilidad que favorecen cierta inserción en el mundo laboral.
    Confiere dotes artísticas y voluntad aptas para realizar las vocaciones.
    La sexualidad es fuerte, pero se tiñe de romanticismo, raciocinio, y busca un marco artístico para desarrollarse como un pequeño gran amor.

    Luna en Libra y Sol en Virgo

    El nativo de Virgo, con esta Luna en el signo de la justicia y de la sociabilidad, modera su impulso hacia el arribismo y al razonamiento analítico. El rebultado dé esta combinación es frecuentemente positivo en el pinino profesional y en el intelectual y artístico.
    La sexualidad está controlada: puede prevalecer la tendencia de los Libra a las múltiples aventuras, al menos en la primera parte de su vida, o bien la tendencia de los virginianos a la especulación racional y estratégica.

    Luna en Libra y Sol en Libra

    Cuando las dos principales luminarias se hallan en el mismo signo, se incrementan las virtudes y los defectos del signo.
    Las cosas se complican si las dos luminarias están en conjunción, porque el sujeto, además de tener problemas con los padres puede tener conflictos y neurosis difíciles de resolver, al menos en la primera parte de la vida.
    En lo que respecta al amor, es necesario observar la posición de Marte y Venus en el tema natal.
    Por lo general, de todos modos, la sexualidad es romántica y pasional.

    Luna en Libra y Sol en Escorpio

    La Luna en este signo afina el aspecto sádico de Escorpio, agregando sensibilidad y quitando agresividad al nativo.
    En el plano profesional el rendimiento puede ser notable, porque estos signos dan capacidad de dominio, estrategia, dotes artísticas, inteligencia profunda y sociabilidad.
    La sexualidad es fuerte y vivida como exigencia fisiológica, pero refinada según una visión embuida de romanticismo y sentimentalismo decadente, celos morbosos.

    Luna en Libra y Sol en Sagitario

    Si las luminarias están en sextil; el nativo está beneficiado por un equilibrio interior y una excelente relación con los padres o de éstos entré sí.
    En el plano profesional es posible una realización en el campo de la importación y exportación, en los viajes, en el arte, en las profesiones legales y en todo aquello qué requiera sociabilidad y diplomacia.
    Sexualmente, el fuerte impulso erótico, típico de Sagitario, con esta Luna encuentra amplias justificaciones para los múltiples amores que les gusta entrelazar.

    Luna en Libra y Sol en Capricornio

    Esta Luna aporta dulzura y sensibilidad al nativo de Capricornio, en general introvertido y solitario.
    Puede haber un conflicto interior entre sociabilidad y hosquedad, entre dureza y dulzura, entre pereza y aplicación laboral, entre fidelidad racional y volubilidad.
    En el plano profesional el logro es óptimo porque las dotes intelectuales y artísticas, se unen a la voluntad y el sentido práctico. Si las luminarias están en cuadratura hay posibilidad de neurosis.
    La sexualidad es equilibrada, racional, pasional y oportunista.

    Luna en Libra y Sol en Acuario

    Un componente planetario de este tipo aporta al sujeto cierta armonía entre originalidad y conformismo, entre frialdad y pasión, entre actividad y pereza.
    En el plano profesional, salvo planetas muy mal aspectados, el rendimiento puede ser óptimo, dado que, a la inventiva de Acuario, el nativo une, por mérito de la Luna en Libra, capacidades estratégicas y sociales.
    La sexualidad está controlada racionalmente: puede tener impulsos sentimjentales, pero necesita un marco romántico y un contexto social.

    Luna en Libra y Sol en Piscis

    El componente Libra fácilmente agudiza los defectos del nativo de Piscis, como la falta de poder de decisión y de sentido práctico. Por otra, parte, resultan aumentadas y valorizadas las dotes artísticas, intuitivas y mediúmnicas.
    En el plano profesional, si no predomina la pereza o una suerte de dejar pasar la vida, el nativo logra concretar grandes cosas.
    La sexualidad puede ser caótica y confusa, sujeta a cambios, deseosa de nuevas experiencias y compañías, con la justificación del gran amor y del marco romántico.

    Volver a Tránsitos de la Luna




     
     

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *