Los signos y sus decanatos

Las tres facetas de cada signo del zodíaco

En el zodíaco existen doce signos que, a su vez, están divididos en tres grupos llamados decanatos. El Sol, en su paso por el zodíaco, recorre un grado por día. Cada treinta días, aproximadamente, el Sol cambia de signo. A su vez cada uno de estos signos se divide en tres decanatos. Esto significa que existen diferencias entre quienes nacieron, por ejemplo, cuando el Sol recién ingresaba en la constelación de Leo y quienes llegaron al mundo cuando el astro rey ya estaba saliendo de este signo.

En líneas generales podemos decir que quienes han nacido en durante los primeros diez días de un signo, es decir en el primer decanato, son los nativos más característicos de este signo. El segundo decanato, en cambio, sufre modificaciones que se relacionan con las tendencias del siguiente signo del mismo elemento. Por último, el tercer decanato tendrá modificaciones relacionadas con las tendencias del signo anterior, del mismo elemento. Por ejemplo, Aries, en su primer decanato, posee todas las cualidades puras del signo.

En su segundo decanato, se entremezclan rasgos netamente arianos con otros de Leo, el siguiente signo de Fuego. Mientras que el tercer decanato, posee cualidades de Sagitario, signo anterior del mismo elemento.
En el cuadro que figura a continuación usted podrá determinar con exactitud cuál es su decanato, influencias de qué signo de su mismo elemento recibe, cuáles son las virtudes y los defectos que posee.

Aries y sus decanatos

Tauro y sus decanatos

Géminis y sus decanatos

Cáncer y sus decanatos

Leo y sus decanatos

Virgo y sus decanatos

Libra y sus decanatos

Escorpio y sus decanatos

Sagitario y sus decanatos

Capricornio y sus decanatos

Acuario y sus decanatos

Piscis y sus decanatos