Cómo duerme Escorpio

Un viaje al averno

Un rasgo frecuente en los Escorpio, sobre todo de aquellos a quienes más les cuesta conectarse con toda la energía intensa del signo, es la llamativa facilidad para tener pesadillas.
Esto se debe a la intuitiva conexión que Escorpio tiene con las fuerzas oscuras.
Por su condición de acuáticos, muchas veces sus sueños pueden tener cualidades premonitorias; pero el autocontrol del signo hace que en ocasiones ni siquiera permitan que los pensamientos inconscientes afloren.
Aunque de sueño profundo, pueden despertarse con facilidad, y no les cuesta levantarse, siendo por lo general madrugadores (en este punto hay que tener en cuenta -sin embargo- el ritmo biológico de cada persona).
Llama la atención cómo, aun estando dormidos, no se pierden nada de lo que está sucediendo alrededor de ellos: en este sentido, Escorpio nunca descansa.

¿Cómo duerme cada signo?