Home / Aries / Personalidad de Aries

    Algunos Aries tienen una actitud vital estridente mientras que otros son más suaves y discretos. Sea cual sea su actitud, ignorarlos es prácticamente imposible. Lideran desde la primera línea, son jefes dinámicos y grandes motivadores. Tratándose del primer signo zodiacal, los nacidos bajo este signo son como uná chispa capaz de encender el entusiasmo en sus congéneres. Debido a su individualismo, no se comprometen fácilmente. Gozan de una confianza rocosa y se creen capacitados para superar cualquier obstáculo —y en verdad lo consiguen—, un rasgo que inspira e insufla energía a cuantos les rodean.

    Iniciativa, coraje, asertividad, independencia, pasión y liderazgo son conceptos clave para definir a los Aries. Esto no debe sorprender puesto que Marte, el planeta que da nombre al dios de la guerra romano, es su planeta dominante, y el fuego es su elemento, un fuego que prende, resquebraja, quema y moldea. Los Aries tienen algo de honestos, directos y refrescantes. Así, desecharán cualquier cosa que no sea estrictamente necesaria para la consecución de sus objetivos. Su capacidad para ver con meridiana claridad el meollo de los asuntos, y para soltar el rencor y las emociones negativas, bien puede resultar chocante o incluso desconcertar a más de uno, aunque para otros puede ser motivo de respeto, confianza, admiración y, a veces, asombro.

    Los Aries son personas agitadoras que inducen el movimiento. Hacen que las cosas ocurran. Nada es más excitante para un Aries que afrontar un desafío, y esto, unido a su esencia impulsiva, hace que corran riesgos de manera natural. Los detalles no son importantes para ellos. Sólo les preocupa la globalidad de las cosas. Una vez que han alcanzado una meta, su naturaleza incansable les empujará hacia delante en busca de nuevos y más complejos desafíos. La consecución de sus metas es de suma importancia para los que nacieron bajo el signo Aries, tanto así que nada ni nadie podrá interponerse en su camino. Decididos y obstinados, los Aries quieren ganar con independencia de las dificultades o de la competencia. Son seres extremadamente independientes y, si no pueden liderar un equipo, preferirán trabajar solos. Si las cosas no salen como pretenden —cosa que suele ocurrir cuando alguien corre tantos riesgos—, los Aries nunca caerán en la auto-compasión ni se regodearán en sus miserias. Simplemente se sacudirán el polvo, y seguirán avanzando hacia arriba y hacia delante, hasta que alcancen la cima, el lugar para el que siempre se creyeron predestinados.

    Volver a Signo Aries



     
     

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *